Seleccionar página

El Capítulo dos de Fortnite ha traído muchas novedades. Pesca, lanchas, un mapa completamente diferente, y unos contenedores en los que podemos escondernos para asaltar a los enemigos. Aunque, tal y como está la cosa, no nos conviene usarlos de momento.

Más que asaltar, más bien vamos a saltar por los aires. Algunos usuarios cuentan que esconderse en uno de estos contenedores puede causar un bug en el que nuestro personaje se convierte en humo y sube hasta el cielo.

Los jugadores lo han bautizado como “Dementor”, en honor a las sombrías criaturas que custodian Azkaban en la saga Harry Potter. Al fin y al cabo, nos convertimos en humo negro y salimos despedidos hasta las nubes. Bien podría ser una referencia a Perdidos también.